jueves, 10 de enero de 2013

El césped artificial



Hasta hace unos años la gran mayoría de espacios verdes que se tapizaban con césped, éste se obtenía a base de preparar el terreno,  sembrar la semilla y cubrirla con recebo ó tierra vegetal para que germinara, tras pasar el rulo. También se podía cubrir el terreno directamente con “panes de césped” para no tener que esperar la germinación de la semilla y disfrutar del confort y la estética del césped de una forma casi inmediata.  

Los tiempos avanzan y también las nuevas tecnologías. Éstas han llevado a que a nuestro preciado césped natural le haya  salido un gran competidor… ¡¡¡ El césped artificial!!!
 
En la actualidad hay muchos tipos de césped artificial en el mercado. Si optamos por ésa opción, conviene asesorarse por un experto sobre cuál es el tipo de césped que nos es más idóneo en función del uso que vaya  a dársele (decorativo, deportivo u obra pública). Hay que tener muy en cuenta diferentes aspectos como: calidades, colores, textura, longitud de la hoja…. pero, sobretodo , un profesional debe efectuar una buena preparación del terreno y su correcta colocación, con el  fin de conseguir una sensación de naturalidad y confort .

Se tiene que llevar a cabo una buena sujeción del mismo a fin de evitar que se levante y consecuentemente podamos tropezar con el mismo, poner todos los trozos con el pelo en el mismo sentido y, según el tipo de césped, extender sobre el mismo arena de sílice para que le de peso y sobre él repartir una tierra especial para darle más naturalidad.

Una vez instalado, conviene regarlo periódicamente para con ello quitarle el polvo y hacer que la tierra húmeda la sensación de naturalidad y frescor sea más agradable.

Quisiera desde aquí comentaros que, recientemente , como habréis  podido ver en nuestro apartado de céspedes, hemos establecido una muy estrecha colaboración con la empresa Norcésped, especializada en éste tipo de productos (http://www.norcesped.com)

Próximo post: El Morrut ó Picudo rojo de las palmeras

No hay comentarios:

Publicar un comentario