miércoles, 31 de octubre de 2012

Como recuperar las plantas después del verano


Es posible que al ausentarnos durante nuestras vacaciones, nuestras plantas de interior ó exterior, aunque hayamos dejado programado el riego automático, hayan notado nuestra ausencia y, silenciosamente, nos lo manifiesten en su aspecto.

Pueden haber sufrido los daños del sol, plagas ó la compactación del suelo por falta de agua y, presentar  una clara defoliación (total ó parcial) y, las hojas verdes que tenían y puedan quedar se encuentran amarillentas, algunas ya con ramas secas, con ausencia de flores ó frutos,…

¡¡¡ No las tiréis!!! . Con un alto grado de mimo y dedicación , seguramente, conseguiréis que vuelvan a lucir de nuevo en todo su esplendor, incluso más que antes puesto que estarán más fortalecidas.

Lo primero que deberíamos hacer es un diagnóstico del problema que sufren y, en base a ello, proceder en consecuencia.

En términos generales, si han sufrido sequedad deberíamos sumergirlas en un barreño de agua para que ellas absorban la que necesiten y, si están plantadas en tierra, deberíamos proceder a descompactar algo la misma para que pueda filtrar mejor el agua. Las plantas leñosas son las más fáciles de recuperar, por ello, deberíamos cortarles aquellas ramas y, eliminar aquellas hojas amarillas de las plantas que estén totalmente secas para que así se pueda facilitar la circulación de la savia.

Estaría bien darle un aporte de algún fertilizante para que recuperen los minerales perdidos y puedan retomar su espléndido color verde, así como aplicarle algún producto fitosanitario en caso de que sufran alguna enfermedad.

Recordad que el riego a efectuar debe ser, en su justa medida. Si por el contrario os las habéis encontrado “ahogadas” de exceso de agua, proceded a dejarlas sin regar un tiempo y si está en maceta y os es posible,  incluso podrías envolver sus raíces con papel de cocina para absorber el exceso de humedad.

En cuanto al césped, a medida que avance el invierno y empiecen las lluvias iremos reduciendo asimismo la frecuencia de siega de semanal a mensual.

 Ánimos y ... ¡¡¡ vereis vuestro mimo y esfuerzos recompensados !!!.

Próximo post:  Las podas

No hay comentarios:

Publicar un comentario