viernes, 28 de septiembre de 2012

El riego durante el verano


Los veranos  en la costa mediterránea acostumbraban a tener un clima atemperado y suave pero, con el cambio climático y, sobretodo en los últimos años, éstos suelen ser extremadamente calurosos y secos. La falta de lluvias unido a las altas temperaturas hacen que nuestras plantas y jardines nos demanden cantidades abundantes de agua que, en ocasiones, por diferentes circunstancias no obtienen.

Nuestras plantas , como seres vivos, hacen verdaderos esfuerzos para sobrevivir a las sequías y todas ellas sacan su “espíritu de supervivencia” , precisado de una cantidad mínima de agua y de unos mínimos cuidados para subsistir.

Los riegos deberán ser acordes a las necesidades de cada variedad de planta pero, en verano, éstos han de ser bastante mas abundantes para que ésta se desarrolle bien y no se muera. Pensad que si nuestras plantas no adquieren agua, no sólo no beben sino que, tampoco se alimentan puesto que, a través del agua, adquieren sus nutrientes.  Procurad proporcionarles a vuestras plantas agua suficiente y, a ser posible, regadlas a primera hora de la mañana ó a última de la tarde, de ésta manera la absorberán mucho mejor.

Próximamente os comentaremos que hacer  para que, después del verano, tras haber sufrido los duros efectos del clima, se puedan recuperar y vuelvan a estar de nuevo sanas y fuertes.

 
Próximo post:  Cómo recuperar las plantas después del verano

No hay comentarios:

Publicar un comentario