viernes, 6 de julio de 2012

¿Quien no conoce a las orquídeas ?

Hoy quiero hablaros de una de las plantas de interior cuya flor es, para mí , fascinante, de las mas bellas y elegantes que ofrece la Naturaleza  …...... ¡¡¡¡ Las Orquídeas !!!.
Existe una gran cantidad de especies diferentes que se pueden adquirir para regalar o para nuestro disfrute,  ya sea en maceta ó tan sólo como flor cortada . Por ello, voy a generalizar sus cuidados, aunque, como siempre, podeis consultarme las dudas que tengáis o que os puedan surgir.
Si quieres que tus orquídeas tengan una abundante floración, sitúalas cerca de las ventanas,  no les gusta el sol directo en primavera ó verano pero sí, bañarse con los tibios rayos del sol directo en otoño e invierno.
La mayoría de orquídeas proceden de zonas tropicales , por ello, precisan de  alternancias de temperatura . Es conveniente que aireemos a menudo la estancia donde las tenemos en el interior para rebajar las temperaturas, renovar el oxígeno/dióxido de carbono y evitar el exceso de humedad que puede provocar la aparición de hongos. Procuremos pulverizar las plantas (no las flores) con agua de lluvia ó sin cloro, con ello evitaremos que las hojas se arruguen por la sequedad ambiental.

Determinadas especies podemos tenerlas en el exterior pero siempre y cuando no se den climas muy fríos pues ello haría que los capullos se puedan pudrir antes de abrirse.
No te asustes si, ocasionalmente, pierde sus hojas.  Ello es algo normal.

Puedes aportarles un fertilizante para ayudarles en su floración pero, ojo con las proporciones que les das puesto que, un exceso del mismo se manifiesta de forma que se secan las puntas y puede quemarlas e incluso matarlas.
Cuando las trasplantes (cada 1 ó 2 años) y, a ser posible, a finales de invierno ó principios de primavera, no olvides ponerles un buen drenaje y apórtales un buen substrato . Encontrarás en el mercado ya preparados específicos para ellas.

Las plagas más comunes son las cochinillas, araña roja, pulgones, etc. pero hay hongos que pudren las raíces y el cuello de la planta ó, que se manifiestan con puntos ó manchas oscuras en hojas y flores. Para evitarlos, aplica un fungicida en otoño y primavera. Lamentablemente los pulgones les propagan de virus que les producen clorosis y malformaciones en las flores y plantas que no tienen cura.

Próximo post:  Plantación de palmeras. Cuidados, riegos y enfermedades.

4 comentarios:

  1. Hola Pedro

    yo tengo una planta de Orquidea pero ya se me han caido las flores y solo me quedan las varas
    ¿Como tengo que hacer para que vuelvan a salir?
    ¿Cuantas veces florecen al año?

    Gracias, espero tu respuesta.

    ResponderEliminar
  2. La orquídea tiene fama de ser una planta delicada y difícil de cuidar y, sobretodo, para hacer que florezcan una vez que han perdido sus primeras flores, pero no creas que es asi.

    Como he comentado hay muchísimos tipos de orquídeas y, es difícil dar un consejo generalizado para todas ellas, no obstante, la que aquí mas se comercializa es la Phalaenopsis que imagino que es la que tú tendrás.

    Seguramente, la habrás cambiado de sitio ó la habrás regado en demasía ó incorrectamente. Piensa que esta variedad se pudre si el agua se estanca en la corona ó en las axilas de las hojas. Debes hacerlo siempre sobre el sustrato.

    No te preocupes, vigila el tema del riego y, déjala quieta para que se adapte a la temperatura y humedad ambiental de su nuevo emplazamiento y ya verás que, cuando se seque bien la corona, de nuevo te vuelve a florecer.

    Ya nos contarás como sigue tu orquídea .

    Saludos,

    ResponderEliminar
  3. Hola,

    Me gustan mucho las orquideas, sobre todo las de color blanco, aunque son muy delicadas. ¿Cómo recomiendas regarlas y con qué frecuencia?

    Enhorabuena por vuestro blog. ¡Dais consejos interesantísimos!

    Saludos,
    Laura

    ResponderEliminar
  4. Hola Laura:

    Me alegra que sigas y te guste nuestro blog pero, sobretodo te agradezco el que lo encuentres útil e interesante,pues ello le da mas sentido a mi trabajo.

    La cantidad de riego de las Orquídeas dependerá de muchos factores: variedad, ubicación, ambiente, tamaño , …

    No obstante, en términos generales , te aconsejaría que la regaras abundantemente dos ó tres veces por semana en verano y una sola en invierno. Intenta hacerlo siempre por la mañana y, sin rociar las flores.

    No utilices agua fría ó caliente para regarlas, sino agua templada ó del tiempo.

    Elimina el típico plato que muchos ponen en la base de la maceta pues ello hará que sus raíces se pudran al estar en contacto con el agua. A veces pensamos que nuestra planta se marchita por falta de agua pero, suele ser por todo lo contrario. Observa sus raíces y, si están ennegrecidas, ó deshechas es síntoma de que tiene exceso de riego.

    Si la sitúas en un sitio idóneo y sigues éstas pautas, seguro que se te mantendrá preciosa y disfrutarás admirando su belleza.

    Ya nos contarás.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar